escultura jardin carmen castillo

PRIMAVERA 15 Abril

El fin de semana pasado Asturias mostró su bonita húmeda cara a nuestros visitantes de fuera. La verdad es que aunque no llovió a mares tampoco se puede decir que el tiempo  nos diera mucha tregua.  Una llovizna insintente se instaló el viernes, se disipó a penas unas horas el sábado y volvió gris, fria  y persistente el domingo. Pero nos dió igual. No nos impidió pasarlo bien. Durante los claros en el cielo, los colores primaverales resaltaban incluso con mas brillo  y entre las nubes bajas, de vez en cuando,  asomaba misterioso el  mazizo central  de los Picos de Europa todavía manchado de nieve.

Dos profesoras de Yoga, Blanca y Katerina, con estilos y maneras diferentes llevaron al grupo de un estiramiento a otro con suavidad y entrega. Clases de Ashtanga y clases de Hatha.

Los alumnos vinieron de tan cerca como Gijón, de tan lejos como Grecia y de a mitad camino como Barcelona. Y la sorpresa de Katerina, de sangre medio griega, al encontrarse  en este  grupo con una griega de pura cepa, fue grande. Gratas casualidades de la vida que acaban escondidas en un bosque!!

Y en el momento de tregua, sin paraguas pero con lluvasquero y con un rayo de sol sobrevolando las copas de los árboles, nos adentramos en el bosque donde el verde ya salpica las ramas, el picapinos vuela contento de roble en roble y el helecho se desenrosca a velocidad supersónica.

Hubo conversaciones varias, hubo música de guitarra acompañada de un vino, hubo comida vegetariana y huevos de aldea, hubo un poco de inglés, de griego, de bable, de catalán, de francés.. hubo tarta de fresas  y zumos de zanahoria con gengibre;  Habitaciones con vistas, esculturas en las esquinas y curiosidades de bosque.

Y en mayo repetiremos experiencia y el bosque ya será otro y nosotros seguiremos observándolo, compartiéndolo y admirándolo.

Gracias a todos todos  los participantes que no habéis podido ser mejores y como no, gracias al bosque en  persona!!!!!

Comentar